Prueba Seat Ibiza 1.0 TSI FR

El Seat Ibiza es considerado como el superventas por antonomasia. La nueva generación del Ibiza estrena una nueva plataforma, la MQB A0, que ha permitido a este interesante vehículo adoptar una base eficaz y sobre todo poder utilizar una innumerable gama de elementos de seguridad que mejoran estos niveles dinámicos.

El Seat Ibiza Ha crecido, ha mejorado en la calidad de la carrocería y en los ajustes del interior de una forma notable, aunque los plásticos duros que utiliza estropean el nivel general del producto. Estos plásticos para al salpicadero, tanto en su zona superior como en la inferior estropean o más bien ensombrecen otros logros del vehículo, que precisamente no son escasos.

Las dimensjiones del Seat Ibiza le permiten viajar sin ningún tipo de problemas, salvo los de espacio para equipaje. Ofrece además buenas prestaciones, un elevado confort de marcha y unos niveles de seguridad que como ya hemos comentado, están al nivel de berlinas de superior categoría y dimensiones.

A estas cualidades se le añaden un buen carácter deportivo en el acabado FR. Este Ibiza va animado por el motor de tres cilindros de gasolina y 115 CV de potencia. Bajo nuestro criterio solo le falta para redondear el producto un cambio DSG de 7 relaciones, con lo que se apostaría por la deportividad de forma más que generosa y lógicamente, al tratarse de un cambio automático, también por  la sencillez  y la comodidad de manejo.

Sin embargo no estamos de acuerdo con la monta de neumáticos. En aras a la estética se han pasado de medida  con esta monta opcional. 18 pulgadas y el perfil 40 es de todo punto exagerado y resulta un inconveniente en cuando olemos un bordillo. Su precio no va a ser precisamente reducido y creemos que está poco justificado en un modelo como este Ibiza

Puestos a conducirlo, y en terreno liso, las cualidades dinámicas de este RFR son superlativas. Se mantiene perfectamente asentado en sus cuatro ruedas, con una zaga fija al suelo, y una agilidad en tramos virados encomiable. El cambio está bien ajustado, lo mismo que su accionamiento, con suavidad y precisión en sus movimientos.

Pero de todo lo que nos gusta del Ibiza FR, sin duda es el motor el que nos proporciona más satisfacciones. Se muestra muy acertado. No es un coche de prestaciones elevadas, pero se muestra perfectamente adaptado al tráfico diario, con consumos muy bajos, y gracias a su bastidor y a su perfecta entrega de potencia, nos deja adentrarnos en la conducción deportiva sin rechistar, filtrando errores gracias al equilibrio de su bastidor. Su interior, con asientos especiales y discretos detalles de deportividad, nos proporciona un ambiente idóneo para cualquier mentalidad.

El Seat Ibiza FR no es barato, pero es que el Ibiza en general no resulta demasiado competitivo si lo comparamos con otros rivales. Aunque estos no tengan una versión deportiva equiparable, si nos vamos directamente al precio, será difícil que en la elección de candidatos de compra se encuentre el Ibiza. Si nos fijamos en otros aspectos las cosas cambian y mucho.

Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 3 en línea

Cilindrada: 999 cm3

Tipo de combustible: Gasolina

Potencia: 115 CV a 5.000 rpm

Par máximo: 200 Nm a 2.000 rpm

Cambio: Manual de 6 relaciones

Neumáticos: 215/40 R 18

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.140 kg

Depósito de combustible: 40 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.059/1.780/1.444  mm

Vía delantera/trasera: 1.520/1.515 mm

Distancia entre ejes: 2.564 mm

Capacidad del maletero: 355 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 195 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 9,3  s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 5,8/4,1/4,7 l/100 km

Emisiones: 108 gr CO2/km

PRECIO: 20.470  euros

(Visited 55 times, 1 visits today)
Francis

Autor: Francis

Periodista especializado en temas del motor. Novedades, tecnología, seguridad vial y pruebas de nuevos modelos.

Comparte este artículo en