Taycan, la ofensiva eléctrica de Porsche

Mucho se juega la marca alemana. Desde el lanzamiento del Cayenne, Porsche no ha desarrollado un vehículo al que cueste tanto ponerle la vitola de auténtico representante de la marca alemana.

El Porsche Taycan tiene una difícil tarea, demostrar a los incondicionales de la marca que es un vehículo con diferente personalidad tecnológica, pero las mismas cualidades deportivas que, por ejemplo,  un 911.

No le va a ser sencillo, pero como decíamos en la entradilla, si le va a suponer menos esfuerzo que al SUV Cayenne, aunque solo sea para su especial estilo, que entronca directamente con los mejores diseños deportivos de la marca. No en vano la marca anuncia este acontecimiento como el del día en que Porsche da comienzo a  una nueva era.

El Porsche Taycan es un deportivo de 4 puertas con un estilo que se aparta en muchos aspectos de los diseños habituales de Porsche. Se ofrece con dos versiones, Taycan Turbo S y Taycan Turbo. El primero es la versión más potente, con nada menos que 761 CV de potencia, mientras que el Turbo a secas se queda en los 660. Con estos argumentos, la aceleración de estas dos versiones es de 2,8 y 3,2 segundos respectivamente. La autonomía del Turbo es de 450 km, bajando hasta los 412 en el más potente Turbo S.

El Taycan tiene dos motores eléctricos, uno en cada eje, con lo que es un tracción integral. Destaca, según el fabricante, que tanto las  baterias como los motores, asi como el resto de elementos de control y distribución de la energía, tienen un diseño extremadamente compacto, con lo que se consigue un interior muy habitable, con unas plazas posteriores muy generosas y confortables. Otro elemento llamativo es la presencia de una caja de cambios de dos relaciones desarrollada íntegramente por Porsche. Con ella se puede, cuando vamos en la primera relación, la máxima aceleración saliendo desde parado. La segunda, con desarrollos más largos, lo que pretende es conseguir la máxima eficiencia, actuando de forma muy positiva sobre la autonomía.

Tiempos de recarga reducidos

Otro de los aspectos que condiciona mucho la utilización de un vehículo eléctrico es el tiempo de recarga. Porsche ha trabajado mucho en este sentido y anuncia que en cinco minutos a una red de carga rápida, se puede conseguir la carga necesaria para recorrer 100 km. Para pasar de 5 al 80 por ciento, el tiempo necesario es de 22,5 minutos, lo que no está mal, ya que realmente es lo que tardamos en tomar un café. También se adelanta que los propietarios podrán cargar su vehículo en una red doméstica de 11 kW, aunque de momento no facilitan el tiempo que se debe quedar inmovilizado para alcanzar el 100 por 100 de carga.

Uno de los aspectos más interesantes que se ofrecen en este nuevo deportivo eléctrico es la notable disminución de mandos y controles en el interior, y la presencia de una pantalla central de información de 10,9 pulgadas, que ha sido diseñada, lo mismo que el resto del interior, partiendo de una hoja en blanco para no utilizar estilos ni diseños ya empleados en otros modelos, en un intento de proporcionar al Taycan una enorme personalidad “eléctrica”. A diferencia de otros modelos, en el Taycan se ofrece la posibilidad de no utilizar el cuero para ningún elemento de su interior, utilizando siempre materiales reciclados. Los precios de este nuevo y llamatico vehículos eléctricos son de 155.648 euros para el Turbo y de 189.528 euros para el Turbo S. Como vemos todo un Porsche en lo tecnológico y lo dinámico, pero también un Porsche en el apartado precio.

(Visited 9 times, 1 visits today)
Francis

Autor: Francis

Periodista especializado en temas del motor. Novedades, tecnología, seguridad vial y pruebas de nuevos modelos.

Comparte este artículo en