Prueba Skoda Karoq 1.5 TFSI 150 CV DSG

El Skoda Karoq es un Suv compacto, que aprovecha la plataforma y mucho del diseño del Tiguan y Ateca, pero al que la marca ha conseguido proporcionar una personalidad propia y atractiva.

El Karoq tiene un buen aspecto exterior. No es un prodigio de originalidad, pero juega muy bien con el diseño de su rejilla y los grupos ópticos, consiguiendo casi un estilo propio, aprovechando también las nuevas tecnologías en iluminación. En el interior también se notan avances, aunque aquí ya se juagaba en otra liga. Asientos excelentes, buen salpicadero. Calidades y ajustes y una postura de conducción muy cómoda, con un espacio vital generoso y suficiente.

El Skoda Karoq destaca también por la tecnología embarcada, con muchas posibilidades de mejorar la seguridad a base de elementos muy avanzados, con un buen servicio de comunicaciones para nuestro SmartPhone y un elevado nivel de funciones de entretenimiento para los pasajeros.

Motor de gasolina de 150 CV

El motor de esta unidad era el 1.5 de 150 CV con cilindros desconectables, que ya es un viejo conocido y nos muestra un excelente rendimiento en todos los vehículos en los que lo hemos probado, aunque la verdad es que según vamos aumentando tamaño y peso, el funcionamiento del sistema pierde algo de efectividad, porque trabaja menos por la necesidad de aportar potencia en un mayor número de ocasiones, lo que limita el número de veces que actúa para eliminar el funcionamiento de dos de sus cilindros.

Sin embargo, el Karoq 1.5 TFSI es un modelo bastante eficiente, con buenos consumos reales y una excelente reserva de aceleración en cualquier régimen y situación. Su cambio DSG también completa un panorama que aunque no es perfecto, si proclama una alta calidad, contribuyendo además a cerrar un círculo con aspectos como el funcionamiento extremadamente suave y agradable.

En definitiva, la versión Suv compacta de la marca checa se diferencia lo suficiente de sus otros dos hermanos de Volkswagen y Seat, gracias a su estilo en el frontal, a su interior de gran nivel y a su buena relación entre acabados y calidades en general. Destaca también su buena relación entre lo que nos exige económicamente y lo que nos da, lo que le sitúa bastante por debajo de su rival de Volkswagen, adelantando incluso al representante de Seat en este importante apartado. Otra cosa es desbancar en la mente de los compradores a estas dos marcas tan arraigadas en nuestro país, y a las que Skoda intenta llegar desde hace algunos años.

 

 Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 4 en línea

Cilindrada: 1.498 cm3

Tipo de combustible: Gasolina

Potencia: 150 CV a 5.000 rpm

Par máximo: 250 Nm a entre 1.500 y 3.500 rpm

Cambio: Automática de 7 relaciones

Neumáticos: 215/50 R 18

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.393 kg

Depósito de combustible: 50 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.382/1.841/1.603  mm

Vía delantera/trasera: 1.576/1.541 mm

Distancia entre ejes: 2.638 mm

Capacidad del maletero: 521 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 203 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,6 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 6,8/5,0/5,6 l/100 km

Emisiones: 127 gr CO2/km

PRECIO: 30.570  euros

 

(Visited 24 times, 1 visits today)
Francis

Autor: Francis

Periodista especializado en temas del motor. Novedades, tecnología, seguridad vial y pruebas de nuevos modelos.

Comparte este artículo en