Peugeot e-2008

Como ya sucediera con el utilitario 208, Peugeot busca tocar todos los palillos posibles y decide que el SUV 2008 va a ofrecer versiones de gasolina, diésel y también eléctricas puras.

No sabemos si la elección de la electricidad como base, en detrimento de la hibridación, responde a criterios industriales o a la común sensación de que este sistema no tiene un largo recorrido. Toyota, que ha apostado por este sistema compuesto por motores eléctricos y un motor térmico de gasolina, ya ha comentado que se ha equivocado, y parece que Peugeot no quiere cometer ese mismo error, centrando sus esfuerzos en los motores térmicos a corto plazo y por la electricidad a medio, aunque seguramente dentro de sus expectativas a largo plazo están otras tecnologías como el coche de hidrógeno.

La versión eléctrica del 2008 está animada por un motor de 136 CV con 260 Nm de par inmediato. Guarda la energía eléctrica en una  batería de 50 kW/h y según normas WLTP tiene una autonomía de 310 km. Importante también es la garantía de 8 años o 160.000 km para la batería si en algún momento esta baja del 70 por ciento de su capacidad de recarga.

Tiene dos programas. Drive con una recuperación de energía básica, mientras que el programa B se recupera energía desde que dejamos de acelerar, participando también en la frenada del vehículo. La marca anuncia tiempos de recarga reales que no son excesivamente llamativos. Por ejemplo, 16 horas en un enchufe convencional. Si utilizamos un Wall Box de  11 kW/h trifásico o de 7 kW/h monofásico reducimos este tiempo a 5h en el primero y 8 horas en el segundo. En los sistemas industriales de 100 kW la recarga del 80 por ciento se consigue en 30 minutos. Por supuesto no se han escatimado los elementos habituales de cualquier coche de turismo. Calefacción, aire acondicionado por bomba de calor, lo mismo que con los sistemas de seguridad clásicos.

Peugeot anuncia una serie de servicios innovadores dirigidos especialmente a las necesidades del vehículo eléctrico. Por ejemplo, el programa Easy-Charge facilita el estudio y el acceso al sistema de recarga que mejor se adapta a nuestras necesidades, encargándose incluso Peugeot de su instalación. Además, y mediante la aplicación Free2Move Services se tendrá acceso a más de 85.000 puntos de recarga en Europa, llevándonos al elegido a través del sistema de navegación.

El programa Easy Move asegura nuestra movilidad, bien llevándonos por las rutas que nos permitan una fácil recarga, o permitiéndonos el acceso a coches de sustitución mediante alquileres ventajosos. Por supuesto, dentro de este servicio la aplicación My Peugeot nos indica la forma de conducir más eficiente como principal medida para disfrutar de una autonomía defendible.

Estéticamente es idéntico  a sus hermanos, aunque hay detalles que lo diferencian. Logos en azul, incluso el león. Parilla de color carrocería, tapicería exclusiva y una instrumentación especial, con seguimiento de los ciclos de funcionamiento o recarga y estadísticas de conducción y consumo, completan un vehículo que sin duda sitúa a la marca francesa en uno de los lugares privilegio dentro del segmento de los coches eléctricos puros.

 

(Visited 10 times, 1 visits today)
Francis

Autor: Francis

Periodista especializado en temas del motor. Novedades, tecnología, seguridad vial y pruebas de nuevos modelos.

Comparte este artículo en