Honda Civic Type R: “DE CARRERAS”… así en MAYÚSCULAS

Para todos los amantes de las grandes sensaciones deportivas el paso del tiempo juega en contra. Las actuales recomendaciones y limitaciones que el código de la circulación dicta, hacen añorar a toda una generación de “viejos rockeros automovilistas”.

Por Iñaki de Lucas

 

Honda Civic Type R: "DE CARRERAS"... así en MAYÚSCULAS

 

Esa añoranza la perdemos con el espectacular deportivo Honda Civic Type R. Con una imagen brutal y una dinámica de conducción que nos lleva al mejor escenario de un piloto de carreras y la posibilidad de volver a disfrutar de las sensaciones deportivas más radicales. Pero, ojo, al cambio de actitud general de la normativa, con la que estamos, dicho sea de paso, totalmente de acuerdo.

Vienen al caso estas palabras porque la prueba del coche que hoy nos ocupa, el Honda Civic Type R, en su quinta generación, responde a un tipo de conducción más propia de un circuito de competición. No obstante, los ingenieros de la marca nipona han realizado con el  Type R un excelente ejercicio de “civilización” sin hacerle perder su esencia. Dicho de otra manera, han logrado un vehículo capaz rodar en circuito a 275 km/h y salir después a la calle para recoger a los niños del “cole”. Otra cuestión es que  su llamativa estética, condicionada por un gran alerón trasero cuya misión aerodinámica de “engancharle” al asfalto, no le hace pasar desapercibido, la verdad…

 

Honda Civic Type R: "DE CARRERAS"... así en MAYÚSCULAS

 

El Honda Civic Type R es uno de los pocos compactos deportivos que las marcas “generalistas” ofrece y tiene el mérito de estar impulsado por el eje delantero a “pesar” de sus 320 CV. No obstante, gracias al buen trabajo del diferencial autoblocante que incorpora un sistema de reparto vectorial del par, el coche es totalmente manejable.

Como hemos comentado su imagen hace levantar la mirada. Un frontal agresivo, con tomas de aire incluso en el capó, llantas de 20 pulgadas aderezadas por los frenos brembo y la zaga, provista del mencionado alerón, más tres salidas del tubo de escape, son reclamo más que suficiente para hacer volver la vista a cualquier viandante a su paso. Sin embargo, la triple salida del escape no sólo es un eficaz objeto óptico. El tubo intermedio tiene la virtud de filtrar el sonido cuando el motor sube de régimen evitando el “gruñido” de un pura sangre desbocado.

En el interior del Honda Civi Type R, es fácil acomodarse. Unos asientos, muy deportivos y ergonómicos, recogen a la perfección el cuerpo y colaboran para evitar la sensación de cansancio después de realizar un buen número de kilómetros. La información, tanto mecánica como de navegación y entretenimiento,  es amplia y fácil de gestionar con el fin de no apartarnos de lo esencial: llevar puestos los ojos en la carretera. La mano derecha se va intuitivamente a la palanca de cambios, la típica bola de aluminio, que invita a su manejo. La caja de cambios manual de seis velocidades muestra un tacto y recorrido corto y preciso. Probamos frenos: trabajo impecable, y nos dejamos llevar por las sensaciones…

 

Honda Civic Type R: "DE CARRERAS"... así en MAYÚSCULAS

Interior atractivo y deportivo

 

Los 320 caballos del Honda Civic Type R cabalgan de forma ordenada, incluso con la selección R, la deportiva. La entrega de potencia es constante desde las 2.800 rpm. Si apretamos el acelerador no tiene fin…sube con gran facilidad del vueltas mientras que el velocímetro comienza a sumar dígitos. La percepción de control es total en cualquier tipo de trazado. El trabajo de la suspensión junto una dirección directa y precisa nos hacen disfrutar sin riesgos añadidos.  También ayuda la mayor batalla y los amortiguadores adaptativos. La visibilidad perimetral es buena en todas las direcciones y en su interior se percibe el sonido de los cuatro cilindros y el turbo como una sinfonía atenuada. En cuanto a consumo, la media ponderada es de 8 litros/100 km. Una excelente cifra, dada sus prestaciones.

El Honda Civic Type R goza de cuatro cómodas plazas y un buen maletero. El acabado del interior es, visualmente, muy atractivos, jugando con 2 tonos de cromía. Los materiales empleados son de calidad, aunque algunos imitan al carbono, sin serlo. Volviendo a la instrumentación, es digital e incorpora parámetros como un medidor de la fuerza G, cronómetro para ver tiempos en circuito, y un indicador del turbo. En el Type R podemos elegir tres sistemas de conducción (confort, Sport y +R) que responden a la funcionalidad que deseemos darle.

En resumen, un coche para un usuario muy determinado. Amante de las esencias de la conducción, pero que no renuncia a su disfrute convencional. Brinda tantas satisfacciones como algún deportivo de élite y mucho más caro. Sinceramente, su precio 40.200 euros, 43.400 el acabado GT, nos parece, junto a sus perfomances, su punto fuerte.

 

 

Ficha técnica:

Motor 2.0

Nº Cilindros: 4 en línea

Cilindrada: 1.996 cm3

Tipo de combustible: Gasolina

Potencia: 320 CV a 6.500 rpm

Cambio: Manual 6 velocidades

Neumáticos : 245/30 R20

Tracción: Delantera

 

 Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.380 kg

Depósito de combustible: 46 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.557 / 1.877/ 1.434 mm

Vía delantera/trasera: 1599 – 1593

Distancia entre ejes: 2.699 mm

Capacidad del maletero: 420 dm3

 

Prestaciones

Velocidad máxima: 272 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 5,7 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 9,8/6,5/7,7 l/100 km

Emisiones: 178 gr CO2/km

 

 

Galería de fotos:

 

(Visited 39 times, 1 visits today)
Iñaki de Lucas

Autor: Iñaki de Lucas

Comparte este artículo en