Circular por rotondas, nuestro punto débil

Las glorietas son infraestructuras que se encuentran en cada vez más zonas de las ciudades y carreteras. Hay tantas glorietas como diseños posibles, pero en todas ellas los conductores deben tener en cuenta una serie de medidas y principios para circular correctamente por ellas.

 

Circular por rotondas, nuestro punto débil

 

Las glorietas cuentan tanto con detractores como con defensores, obligan a los conductores a minorar la marcha y reducir velocidad al aproximarse a un cruce. Aunque pueden resultar molestas, la realidad es que disminuyen considerablemente el riesgo de impacto o accidente de tráfico ya que al aminorar la velocidad se reducen las posibilidades del mismo. También las glorietas, sirven para la incorporación de otros vehículos de calzadas secundarias o hacen posible el cambio de sentido en autovías.

Desde CEA te informamos sobre cómo se debe circular correctamente por las glorietas y aplicar las reglas de circulación dentro de ellas

Se debe ceder el pasoa aquellos vehículos que estén dentro de ella y escoger el carril más adecuado en función de la salida que se vaya a tomar.

Una vez dentro de la glorieta tiene prioridad el vehículo que se encuentra ocupando un carril con respecto al que va a acceder a él.

Para salir de ella es totalmente imprescindible situarse con previsión en el carril exterior.

Si no hubiese dado lugar a ella, se debe realizar un nuevo giro para situarse con el debido tiempo en esa posición.

Si hay un paso, el peatón es quien tiene preferencia de paso.

A la hora de salir por el carril exterior de la glorieta debe de usar los intermitentes para situarse y cambiar de carril.

 

Circular por rotondas, nuestro punto débil

 

Una de las situaciones que más se pueden ver en las glorietas es la circulación en diagonal. En ella, no se siguen las marcas viales y se cruzan la glorieta como si estas no existiesen. Este tipo de comportamiento puede provocar accidentes dentro de la glorieta y cortes de paso de otros vehículos en ella.

Se debe de tener en cuenta que no hay carriles ya establecidos según la salida que se desee tomar, la glorieta es una vía de sentido único que normalmente cuenta con varios carriles, donde las salidas se sitúan en los carriles derechos.

Además, cabe destacar que no existe una señalización específica que advierta a los conductores de la existencia de una glorieta. No obstante, se cuenta con señales que nos indican acciones ante el acercamiento a una glorieta:

La S-200: de pre-señalización de una glorieta

La P-4: advierte del peligro ante una intersección giratoria en el sentido que indican las flechas. Aunque no indica que se trate necesariamente de una glorieta.

La R-402: se limita a indicar el sentido obligatorio giratorio que deben seguir los vehículos.

Cuidado en el momento de circular por una glorieta, son muchos los factores que influyen por los que se puede hacer de forma errónea obstaculizando la circulación y la seguridad vial.

 

(Visited 21 times, 1 visits today)
Redacción Motor

Autor: Redacción Motor

Comparte este artículo en