La serie performance de Audi para los que lo quieren todo.

Los 560 CV del motor  V8 de cuatro litros que anima a las versiones más deportivas RS6 y RS7 parece que con el paso del tiempo se han quedado escasas.

Audi RS 6 Avant performance

Justo para esos pocos clientes, pocos, acaudalados y caprichosos diríamos también, la marca de los cuatro aros ha desarrollado dos versiones que nos dan aún más. Estos Audi RS 6 y RS 7 Performance toman como base el mismo motor, pero justo la versión que hace poco se ha presentado para el inconfundible R8 y sin cortarse lo introducen en estos dos modelos, eligiendo la carrocería Avant para el RS 6, y la añaden el apellido Performance para demostrarnos que están preparados para casi todo y para ofrecernos las mayores prestaciones. Estamos hablando de subir la potencia hasta los 605 CV.

Estas son por cierto impresionantes. 3,7 segundos en llegar a los 100 km/h, velocidad limitada a los 250 km/h de serie, pero pagando incluso la podemos superar para llegar a los 280 km/h o, con los packs dynamic y dynamic plus, superar la barrera de los 300 km/h por 5 km/h justos. Los consumos anunciados son de 9,6 y 9,5 litros según nos refiramos al RS6 o al RS7. Estos consumos se consiguen gracias a que estamos ante un motor modular que en circunstancias de poca exigencia anulará cuatro cilindros de su poderoso V8.

Audi RS 7 Sportback performance

Por supuesto no tenemos que decir que estos dos “pequeños” modelos llevan cambio automático de 8 relaciones, tracción integral y un enorme contenido electrónico para conseguir que el paso de sus 605 CV y sus 700 Nm de par sea lo más eficaz. Este enorme valor de fuerza aplicada al asfalto se entrega a partir de 1.750 rpm, o si solicitamos la función overboost con el pedal del acelerador, puede llegar a los  750 Nm a 2.500 rpm.

Tecnología de punta

Estos dos modelos Performance disponen de suspensión realizada en aluminio, suspensión deportiva con amortiguación regulable y opcionalmente se puede montar la dirección de desmultiplicación variable.

Desde luego por aspecto deportivo no nos quedaremos decepcionados. De entrada las llantas de 21 pulgadas impresionan por sus dimensiones y por su diseño exclusivo. Los discos convencionales se paran a través de pizas de 6 pistones situadas en las ruedas delanteras, pero pueden cambiarse por frenos cerámicos opcionalmente para conseguir distancias de frenada  y una calidad en la retenciones dignas de los mejores coches de competición.

Audi RS 6 Avant performance

Que lleva backets delante, un volante deportivo exclusivo, relojes con fondo blanco, es casi obligado en un coche de este nivel, nos referimos al marcado matiz deportivo que toma todo el interior. Para hacernos con sus servicios deberemos sacar de nuestra cuenta corriente 143.700 euros para el RS6 Performance y 151.600 si nos gusta más el estilo coupé del RS 7 Sportbak. La producción de estos dos modelos comienza el próximo mes de noviembre.


Audi RS 6 Avant performanceEnlaces relacionados

(Visited 59 times, 1 visits today)
Francis

Autor: Francis

Periodista especializado en temas del motor. Novedades, tecnología, seguridad vial y pruebas de nuevos modelos.

Comparte este artículo en