Prueba Skoda Octavia 1.5 TSI DSG Style

Cuando un vehículo se renueva, está sin duda en su mejor momento. Ha solucionado sus pegas de juventud, ha evolucionado y se adorna con los precios y descuentos más atractivos para dar salida a las últimas unidades.

El Skoda Octavia se renueva a mediados de 2020. Sin embargo, la generación actual, con los descuentos que se establecerán en el final de su vida, sigue siendo muy interesante. A pesar de que ya se ha anunciado su sustituto, más moderno y tecnológico lógicamente, este que ahora nos ocupa proporciona sin embargo unos resultados de lo más interesantes. El Skoda Octavia es eminentemente un vehículo práctico. Su interior, excelente maletero y su excelente relación entre calidad-precio-equipamiento, le dejan a un estupendo nivel.

En su interior nada que criticar. Sólido, atractivo, práctico, muy cómodo, con unas generosas plazas posteriores y un maletero muy generoso por sus formas y capacidades. Su acabado es excelente, y su diseño incluso en esta generación, es sobresaliente, meanteniéndose muy al día a la vista de la competencia directa. En este sentido la verdad es que no tenía ninguna necesidad de ser sustituido. Se hace más por cumplir los tiempos de recambio habituales, más que por una necesidad creemos.

Motor TSI de excelente rendimiento

La unidad de pruebas llevaba el motor de gasolina de 150 CV con 1,5 litros y cilindros desconectables. Buen comportamiento general, con excelente entrega de par a bajas revoluciones y un consumo excepcionalmente bajo casi siempre, e impresionante si circulamos a cruceros oficiales, que lo situamos por debajo de los seis litros, lo que es mencionable en un vehículo de la potencia y envergadura de este Octavia.

El cambio DSG pone la guinda a un conjunto de elevado nivel y pensamos que va perfectamente conjuntado con el motor, por lo que su presencia es más que recomendable, tanto por comodidad y como por calidad de funcionamiento. Desde luego es una opción a tener en cuenta, creemos que casi imprescindible, ya que este conjunto nos da mucha calidad de conducción, comodidad e incluso sirve para aquilatar los consumos.

También es excelente el bastidor en todo tipo de trazados, incluidos los recorridos por las retorcidas carreteras de montaña, en los que se puede sacar todo el partido al cambio utilizándolo de forma manual con las levas en el volante. Solo si vamos cargados, las inercias que llegan desde el eje posterior limitan un poco la agilidad.

En resumen, el actual Skoda Octavia ofrece unos resultados magníficos en su conjunto. No tiene puntos negros, convirtiéndose en una opción de berlina practica muy recomendable, incluso sabiendo que su recambio ya está preparado para comercializarse en 2020.

Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 4 en línea

Cilindrada: 1.498 cm3

Tipo de combustible: Gasolina

Potencia: 150 CV a 6.000 rpm

Par máximo: 250 Nm a 1.500 rpm

Cambio: Automática de 7 relaciones

Neumáticos: 225/45 R 17

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.295 kg

Depósito de combustible: 50 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.670/1.814/1.461  mm

Vía delantera/trasera: 1.543/1.534 mm

Distancia entre ejes: 2.686 mm

Capacidad del maletero: 590 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 223 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,3 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 8,2/5,3/6,2 l/100 km

Emisiones: 116 gr CO2/km

PRECIO: 27.230  euros

(Visited 29 times, 1 visits today)
Francis

Autor: Francis

Periodista especializado en temas del motor. Novedades, tecnología, seguridad vial y pruebas de nuevos modelos.

Comparte este artículo en