Volkswagen ID.3

Volkswagen va quemando etapas. Lo que eran meras adaptaciones de coches convencionales a las exigencias del coche eléctrico, dan paso ahora a un concepto nuevo, apoyado en tecnologías y plataformas exclusivas, que marcarán los próximos años de la marca.

El nuevo Volkswagen ID.3 es, para la marca de Wolfsburg, el primer representante de toda una gama, que se apoya en la nueva plataforma MEB, pensada y producida para dar sostén a generaciones de vehículos eléctricos puros.

El ID.3 se encuadra dentro de lo que en el sector serían vehículos compactos. Tiene 4,26 m de longitud, 1,81 m de anchura y 1,55 m de altura con una distancia entre ejes de 2,76 m. Su diseño, ya definitivo, responde a nuevos criterios estilísticos en Volkswagen, pensados para diferenciar en lo posible, los vehículos eléctricos puros de los modelos térmicos que hasta ahora se habían comercializado. Su peso es de nada menos que 1.719 kg, debido al peso de los acumuladores. Aunque la marca no facilita las cifras exactas, seguramente estarán entre los 400 y los 700 kg para los dos tipos de autonomía que ofrecerán al principio.

El Volkswgen ID.3 esta concebido como un dos volúmenes, pero con una personalidad y diseño bastante diferentes a lo que, por ejemplo, sería un VW Golf. Destaca su frontal bastante cerrado y recortado, y la zaga especial. Este diseño permite conseguir un interior muy habitable, ganando en espacio útil a modelos térmicos que se encuadrarían en este mismo segmento.

Además destaca por la elección de materiales y acabados especiales, lo mismo que por un conjunto de mandos que se caracterizan por su practicidad y sencillez. Este ID.3 podrá enriquecerse con una enorme panoplia de sistemas de seguridad, en cantidad muy similar a la que se emplean actualmente los coches convencionales.

Para esta nueva generación de modelos eléctricos, la marca ha previsto varias versiones, en función de su autonomía y tiempos de recarga. El motor eléctrico de 150 KW va situado en el eje posterior y será de momento único en toda la gama. Sin embargo, en el momento de su lanzamiento se podrá elegir entre una batería de 58 kWh, lo que le proporciona una autonomía de 420 km, o de otra de 77 kWh, con la que se puede llegar a los 550 km. Más adelante se ofrecerá un modelo más básico, con 330 km de autonomía y acumuladores de 45 kWh.

Para los tiempos de recarga la marca solo proporciona cifras cuando se conecta a un cargador de 100 Kw, el que encontraremos en las gasolinaras únicamente. En este tipo de sistema, la recarga será de 30 minutos para conseguir 290 km de autonomía para movernos en ciudad y alrededores, o de 200 km si nos estamos moviendo en autopistas. Estas baterías tienen una garantía de 160.000 km.

Se anuncia por un precio por debajo de los 30.000 euros en Alemania y se ha puesto en funcionamiento una oferta que ofrece hasta 2.000 kWh de electricidad gratis durante el primer año, siempre y cuando utilicemos los puntos de recarga WE Change, una red que está desarrollando VW junto con otros fabricantes como BMW y Mercedes. Llegará a mediados de 2020 con una versión especial de lanzamiento

Este modelo eléctrico tendrá una versión especial ID.3 1º con tres diferentes configuraciones y equipamientos. Está desarrollada sobre la versión de 450 km de autonomía y ofrece una dotación muy generosa, que incluye sistema de navegación, calefacción de asiento y volante, llantas de aleación, control de crucero adaptativo, cámara de marcha atrás y faros Matrix Led, entre otros. También se anuncia la posible elección entre dos cargadores de pared con diferente capacidad, controlados también desde cualquier Smartphone, en el que recibiremos toda la información derivada del estado y recarga del vehículo.

(Visited 16 times, 1 visits today)
Francis

Autor: Francis

Periodista especializado en temas del motor. Novedades, tecnología, seguridad vial y pruebas de nuevos modelos.

Comparte este artículo en