Prueba Citroën C4 Cactus Pure Tech 110 CV Aut.

El Citroën C4 Cactus intentó llegar a nuevos clientes con criterios más innovadores y prácticos. Sin embargo los resultados comerciales de este modelo hasta ahora no habian sido demasiado convincentes.

 

 

A pesar de indudables virtudes, y de una personalidad innovadora, los consumidores de vehículos compactos, no han visto en el C4 Cactus que ahora se sustituye una apuesta excesivamente atractiva. Ahora , y ya desaparecido el C4 convencional y el C4 Cactus anterior, Citroën se afana por sustituir a estos dos modelos por una nueva y algo diferente generación, que no llega a ser el C4 convencional pero mejora en parte al anterior C4 Cactus.

El Citroën C4 Cactus es más discreto que el anterior, eliminando los prácticos pero cuestionados Airbumps que ahora desaparecen, aunque se mentiene algo parecido pero de mucho menor tamaño en la zona inferior de las puertas.

 

 

El Citroën C4 Cactus es un vehículo amplio, aunque mantiene las dimensiones del anterior practicamente. Todo esto le ayuda a conseguir un punto en el juicio bastante positivo. Merece un  sobresaliente en estilo interior, con un diseño atractivo y unos asientos magníficos de dimensiones generosas y mullido más que convincente. Sin embargo,  algunos aspectos funcionales, y el plástico de las puertas y la zona superior e inferior del salpicadero merecen un ligero tirón de orejas.

Pero su mejores virtudes las encontramos en cuento iniciamos el movimiento. El Citroën C4 Cactus es un vehículo muy silencioso, confortable y muy asentado en el asfalto. Con una suspensión de bastante recorrido, unos ruedas de gran diámetro y unos tarados perfectamente adaptados, se consigue un comportamiento de primer nivel, con un a capacidad de bacheo excelente, lo que además de estabilidad, nos permite un confort de marcha digno de berlinas de mayor tamaño.

 

 

 

 

La unidad de pruebas iba animada por un motor de tres cilindros con 1,2 litros que sorprende porque no nos muestra en ningún momento esa particularidad. El motor del Citroën C4 Cactus no llega a indicar que es un tricilindrico practicamente  a ningún régimen de giro, lo que demuestra la calidad del motor. Tambien son destacables sus prestaciones, ya que con solo 110 CV es capaz de bajar de los 10 segundos en aceleración. Sus consumos por otro lado son bastante bajos acercándose mucho a los seis litros de media, lo que está especialmente bien en un propulsor alimentados por gasolina. Para el cambio de marchas, Citroën y PSA en general, han vuelto al convertidor de par como solución al funcionameiento claramente mejorable de los cambioa manuales pilotados, más económicos pero no demasiado agradables de utilizar.

El nuevo Citroën C4 Cactus gana, aunque pierda practicidad ligeremante por la eliminación de los Airbumps. Se mejora de forma notable el comportamiento, la calidad percibida y sus cualidades ruteras, por lo que podemos concluir que esta segunda generación debería mejorar los resultados de la anterior, porque sus valores positivos inclinan para su lado la balanza.

 

 

 

 

Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 3 en línea

Cilindrada: 1.199 cm3

Tipo de combustible: Gasolina

Potencia: 110 CV a 5.500 rpm

Par máximo: 205 Nm a 1.750 rpm

Cambio: Automático de 6 relaciones

Neumáticos: 205/50 R 17

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.165 kg

Depósito de combustible: 50 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.170/1.729/1.480  mm

Vía delantera/trasera: 1.479/1.477 mm

Distancia entre ejes: 2.700 mm

Capacidad del maletero: 358 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 193 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 9,9 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 6,4/4,6/5,3 l/100 km

Emisiones: 119 gr CO2/km

PRECIO: 19.150  euros

 

Galería de Fotos

 

(Visited 17 times, 1 visits today)
Francis

Autor: Francis

Periodista especializado en temas del motor. Novedades, tecnología, seguridad vial y pruebas de nuevos modelos.

Comparte este artículo en