El primer SUV de Alfa Romeo se llama Stelvio

Alfa Romeo dio a conocer en el Salón de Los Ángeles, el Stelvio, su primer Sport Utility Vehicle (SUV) con un diseño al más puro estilo italiano; esbelto, deportivo y muy, muy bonito.

 

alfa_romeo-stelvio_quadrifoglio-2018-1600-01_resize

 

Y como no podía ser de otra forma, la versión presentada es la más super deportiva, la Quadrifoglio con un motor inspirado en  la tecnología Ferrari, de 510 caballos Biturbo V6 y 2.9 litros de cilindrada con tracción total y cambio ZF automático de 8 velocidades de gran rapidez y eficacia. Toda una declaración de intenciones. Así es el Alfa Romeo Stelvio. Un nombre que viene a rememorar las gestas extraordinarias en el puerto de montaña más alto de Italia.  Además de este imponente motor con semejante “caballería”, también se podrá optar por el 2.0 Turbo gasolina de 280 cv., asociado a una caja automática de ocho relaciones, que tampoco está “cojo” a lo que a potencia se refiere.

El Stelvio ha sido desarrollado en el Centro de Ingeniería Alfa Romeo sita en Módena. Para ser más exactos en la planta de Cassino donde se fabrican en la actualidad los modelos más recientes de Alfa como es el caso de la última berlina Giulia.

 

alfa_romeo-stelvio_quadrifoglio-2018-1600-03_resize

 

Si hay algo que destacar así a primera vista del Stelvio es sin duda su bella y elegante línea, al más puro estilo italiano. Sus compactas medidas – 468 cms. de largo, 216cms. de ancho y 165 cms. de alto –  delatan un coche muy equilibrado y proporcionado. La versión Quadrifoglio, presentada en Los Ángeles, destaca un faldón del color de la carrocería adornado con una aplicación de carbono que destaca todavía más su deportividad. Parachoques y pasos de rueda todo en el mismo tono de la carrocería, zaga muy corta o las cuatro salidas de escape, hacen que el Stelvio Quadrifoglio se parezca más a una berlina deportiva que a un SUV tradicional de este segmento.

Si por fuera se aprecia su carácter deportivo, su interior no le va a la zaga. Atmósfera “sport” por los cuatro lados. Materiales de alta calidad, fibra de carbono, madera y salpicadero orientado al conductor con todos los mandos a su alcance.

 

alfa_romeo-stelvio_quadrifoglio-2018-1600-08_resize

Stelvio, SUV de carácter deportivo

Nada se ha dejado al azar. El nuevo Stelvio garantiza una seguridad y dinámica de conducción excepcional. Su impresionante mecánica de 510 caballos V6 Biturbo y casi tres litros de cilindrada no dejan lugar a dudas; el Stelvio Quadrifogilo es un auténtico devorador de kilómetros. Su mejor escenario ha de ser el asfalto, pero el Stelvio es un tracción integral con tecnología Q4 por lo que en campo su comportamiento no ha de defraudar. El Stelvio en condiciones normales dirige toda la potencia sobre el eje trasero. Al acercarse al límite de adherencia de las ruedas, el sistema transfiere en tiempo real hasta un 50 % de par motor al eje delantero, gracias a una caja de transferencia específica.

Para garantizar una mayor agilidad y seguridad dinámica el Stelvio cuenta con elementos que lo hacen único. Así tenemos el Alfa Torque Vectoring que optimiza la tracción 4×4, Integrated Brake System (IBS) que combina el control de estabilidad y el servofreno. En lo relacionado a las suspensiones el Stelvio dispone del Alfalink de suspensión de doble brazo oscilante con eje de dirección virtual para las ruedas delanteras y en el eje trasero se ha elegido la de cuatro brazos y medio que es patente Alfa.

 

alfa_romeo-stelvio_quadrifoglio-2018-1600-05_resize

 

La electrónica también tiene mucho que ver para la optimización del comportamiento del Stelvio. Sí, se trata de un SUV, pero no olvidemos que es un Alfa, y su ADN es la deportividad. Y de eso se encarga el Alfa Chassis Domain Control (CDC). Por decirlo familiarmente, es el “cerebro de la bestia”. Se encarga de coordinar todos los sistemas electrónicos del Stelvio. El sistema gestiona el funcionamiento de los diferentes dispositivos, como el nuevo selector Alfa DNA Pro, la tracción total Q4, el sistema Alfa Torque Vectoring, las suspensiones activas y el ESC, y optimiza las prestaciones y el placer de conducción.

El CDC adapta la geometría del chasis en tiempo real, ajustando dinámicamente los mapas de los modos del Alfa DNA Pro, en función de los datos de aceleración y rotación recabados por los sensores. Es el encargado de prevenirnos y de gestionar las situaciones críticas, informando de antemano a las centralitas específicas involucradas en el sistema electrónico del vehículo: chasis, propulsión, suspensiones, sistema de frenado, dirección, ayuda a la conducción y diferencial en curva.

Alfa Romeo llega al segmento de moda, como el de los SUV’s, con un producto que va a dar que hablar y que sin duda será un digno y duro rival para sus competidores en la lucha “encarnizada” por el trozo del pastel. Y es que mimbres no le faltan: comportamiento, prestaciones, deportividad, seguridad y un diseño muy, muy bonito.

Galería de Fotos

 

 

(Visited 56 times, 1 visits today)
Redacción Motor

Autor: Redacción Motor

Comparte este artículo en