Por la Ribera del Duero con el Nissan Qashqai e-Power

Por la Ribera del Duero con el Nissan Qashqai e-Power

Primer plano del protagonista de nuestro viaje con el Hotel Spa El Lagar de Isilla de fondo

 

España es un país de contrastes, lleno de sorpresas para disfrutar de los cinco sentidos. Y para comprobarlo hemos elegido, como escenario donde probar las bondades del revolucionario Nissan Qashqai e-Power, los inmensos campos de viñedos y sinuosas carreteras de la Ribera del Duero.

 

Vamos a viajar con los cinco sentidos para expresar lo que nos deparó el recorrido por una pequeña franja de la Ribera del Duero. La vista en todo momento. El gusto y el olfato al visitar una bodega y degustar los productos gastronómicos de la zona. El oído y el tacto lo reservamos para el protagonista del viaje, el Nissan Qashqai con el eficiente sistema de recarga de baterías e-Power.

La Ribera del Duero es una comarca natural de vegas fértiles que engarzan el curso del río Duero. Un territorio que se extiende por zonas de Burgos, Segovia, Soria y Valladolid donde las viñas montes y el medioambiente se combinan para el nacimiento de unos vinos de grandea aromas y matices. Su denominación de origen es joven, apenas  de 40 años, pero durante este tiempo se ha convertido en un estandarte vinícola. Los caldos de denominación de origen  de la Ribera del Duero han pasado a ocupar un lugar de honor en el mercado mundial del vino.

 

Por la Ribera del Duero con el Nissan Qashqai e-Power

Variedad de vinos que se producen en las Bodegas de El Lagar de Isilla

 

La Ribera del Duero tiene una extensión de unos 115 kms. y a ella pertenecen más de 100 pueblos. En ellos se producen Vinos rosados, Tintos Jóvenes, Crianzas, Reservas y Grandes Reservas. Y últimamanete también blancos. La uva Tempranillo, que aporta color, aroma y cuerpo es la más utilizada aunque también se dan tintas como Cabernet-Sauvignon, Merlot, Malbec, Garnacha Tinta y la Albillo para el blanco. Los buenos vinos se disfrutan por su olor y sabor.

 

Nissan Qashqai e-Power, el sentido del oído

Nada más y nada menos que 16 años lleva en el mercado desde que se lanzó la primera generación del Nissan Qashqai.   Un vehículo que marcó un antes y un después en el segmento SUV (Sport Utility Vehicle). La salida de la nueva imagen del Qashqai el año pasado, trae consigo una versión muy interesante. Nos referimos a los modelos que equipan el sistema e-Power. Un sistema por el cual disfrutaremos de una conducción eléctrica sin necesidad de recargar las baterías con enchufes.

Básicamente el Nissan Qashqai e-Power está compuesto por unas baterías que se complementa con un motor turbo de gasolina de compresión variable de tres cilindros ,1.5 litros y 156 CV. A ello se le une un generador de energía, un inversor y un motor eléctrico de 140 kW. Ambos motores suman una potencia total  de 190 caballos de potencia. Pero el “milagro” viene aquí; el motor de gasolina sólo trabaja como generador, no se encarga de impulsar al coche. De eso se encargan las baterías que proporcionan la energía al motor eléctrico situado en el eje delantero.

 

 

Por la Ribera del Duero con el Nissan Qashqai e-Power

 

Lo que diferencia a este tren motriz respecto a los otros propulsores de combustión interna tradicional, es que el motor eléctrico es la única fuente de tracción a las ruedas del eje delantero, por lo que su respuesta es instantánea y lineal. Es decir, el motor de combustíon no tiene conexión alguna con la transmisión.. Conclusión: además de tener unas excelentes prestaciones con consumos ponderados, dentro del habittáculo tenemos….silencio. El sentido del oído.

 

Comportamiento en carretera

En dirección hacia Aranda de Duero, salimos desde Talamanca de Jarama, un  pueblo de lo más  “cinéfilo” de la zona norte madrileña. En nuestra primera etapa nos espera una de los varios alicientes que nos va a ofrecer el viaje. Tomamos A1 direccón Burgos. En autovía, nada que objetar respecto al comportamiento del coche. Se nota dinamismo y confort rutero. Interior amplio, cómodo y ergonómico con todo al alacance de la mano. El sentido del tacto está presente en la buena calidad de los materiales y terminaciones.

En el trayecto comprobamos la seguridad del Nissan Qashqai gracias a los sistemas de conducción autónoma tales como el aviso de salidas de carril, control de crucero, el control de distancia respecto al vehículo que va delante de nosotros, aviso del ángulo muerto, etc… Todos los sistemas trabajaron sin problemas. Y además gracias a la tracción directa del motor eléctrico disponemos de unas aceleraciones fulgurantes sin apenas retraso del par.

 

Por la Ribera del Duero con el Nissan Qashqai e-Power

Dentro del circuito exprimimos las cualidades deportivas del  Nissan Qashqai . Toda una experiencia.

 

En el Circuito Kotarr

Tras una hora y 45 minutos entre autovía y carretera llegamos a Tubilla del Lago (Burgos) a tiro de piedra de Aranda de Duero. Nuestro primer destino fue la primera sorpresa de la jornada: todo un circuito multiusos donde se puede disfrutar de la velocidad con coches, carts o motos.

El circuito Kotarr, que también está dentro de la “Ruta del Vino de Ribera del Duero“, tiene 2.250 metros de longitud, una anchura de 10 metrros y hasta nueve trazados homologados para desarrollar competiciones nacionales e internacionales. Un circuito perfecto para planificar un fin de semana o puente con actividades de motor y para eventos de marcas cualquier día. En resumen, un lugar fascinante para los amantes del motor.

 

Llegada a La Vid, más estímulos para los sentidos

Dejamos atrás Tubilla del Lago, que si tiene lago, no dimos con él,  el Circuito Kotarr y tomamos rumbo a La Vid. En esta ocasión nos tocó circular por carreteras secundarias estrechas de curvas, cambios de rasantes aunque con buenos firmes donde el Nissan Qashqai e-Power tuvo un comportamiento dinámico excelente.

Apreciamos los buenos ajustes de las suspensiones y sobre todo lo directa de su dirección. Aquí también pudimos comprobar cómo por medio de las desaceleraciones  la recarga de las baterías sin necesidad de usar el sistema de frenado e-Pedal Step.

Cuando las baterías están llenas es posible circular totalmente en modo eléctrico a lo largo de tres o cuatro kilómetros, lo que hace ahorrar combustible y enfatiza más la sensación de confort. Otro factor a favor es el cambio automático que apesar de ser variable es silencioso y sin resbalamiento. Nuestra unidad de pruebas con el acabado Tekna+ disponía de la proyección en pantalla Head Up Display. También en materia de seguridad el Nissan Qashqai e-Power todo un equipamiento de primer nivel tecnológico. Una de las pocas opciones es el sistema de sonido Bose de 10 altavoces por 700 euros.

Tras recorrer paisajes castellanos llenos viñedos, cruzamos Peñaranda de Duero, otro precioso pueblo de la Ribera del Duero, amparado bajo el castillo medieval de los Avellaneda. Al poco llegamos con el Nissan Qashqai a nuestro último destino, La Vid (Burgos).

El pueblo de La Vid tiene una historia peculiar. Fue construido en la década de los 50 para alojar a los vecinos del antiguo pueblo de Linares del Arroyo (Segovia), inundado para construir el pantano de Linares. En un principio se llamaba Linares de la Vid en recuerdo del antiguo pueblo, pero hoy en día se le conoce por el nombre de La Vid y en él habitan unos 100 vecinos.

La llegada al pueblo se realiza por encima del Duero gracias al puente de piedra que da paso al inigualabe Monasterio de Santa María de la Vid, cuyos orígenes se remontan al siglo XII. Alberga en la actualidad una Comunidad de Agustinos, una biblioteca, una hospedería y un museo y es uno de los cinco monasterios que disfrutamos en la Ribera del Duero.

 

El pueblo de La Vid, una de las sorpresas de la Ruta del Vino Ribera del Duero

 

En La Vid, a tan sólo a 15 minutos de Aranda de Duero, descubrimos algo inusual en un pueblo tan peculiar. El Complejo El Lagar de Isilla. Un hotel Enológico de cuatro estrellas con Spa, Asador – Restaurante, Bodega y Tienda delicatessen. Aquí disfrutremos de tiempo libre para relajarnos. Otra sorpresa que nos proporcionó la Ruta del Vino Ribera del Duero.

El patio de entrada de El Lagar de Isilla

 

Restaurante y menú

Una vez dentro a nuestra derecha, accedemos al Bar Restaurante donde podremos degustar toda clase de tapas y más de 80 referencias de vinos. El Comedor – Restaurante está totalmente preparado para celebraciones o eventos. Entre sus productos gastronómicos destaca el lechazo asado que se cocina en hornos de leña para conservar los sabores tradicionales.

El SPA

La cúpula central del interior del hotel da paso en las “profundidades” a un espectacular Spa con todo lujo de detalles y comodidades. Es uno de mayores atractivos, por no decir el mayor. Diseñado con una iluminación mágica donde no faltan  guiños a la bodega.

 

Las habitaciones

Otra de las sorpresas que nos ofrece el hotel el Lagar de Isilla son sus increibles y originales habitaciones. Son 21, todas ellas tematizadas, diferentes, con una decoración exquisita diseñada por los propietarios y centradas en el mundo del vino. Desde habitaciones Estandar hasta Suites, dobles o individuales, con nombres tales como Tempranillo, Bodega Histórica, La Casona, Las Barricas, La Gruta o la Viña. Los precios van desde 95 euros la más barata, la Estandar, hasta los 185 euros de la Suite Superior Dúplex. Aquí el placer es el sentido de la vista.

 

La bodega

Junto al hotel encontramos una tienda delicatessen y la bodega. Bajo la denominación Ribera del Duero, la pequeña bodega produce una amplia gama de tintos, rosados y blancos. El Lagar de Isilla apuesta con audacia por el blanco tan escaso en Ribera del Duero. Se elabora a partir de uva albillo con un resultado excelente. En la búsqueda de la originalidad también elabora cuatro variedades de tintos, procedentes de uvas de cuatro pueblos de la zona, donde la tierra cobra protagonismo en el sabor de cada variedad. Bienvenidos a los sentidos del gusto y del olfato.

 

 

Final del día

Hay que reconocerlo. España es un país de contrastes para disfrutar de todos sus sentidos. Tenemos mucho que ver y disfrutar. El turismo de sol y playa está plenamente consolidado, pero el de interior especialmente el de eno-turismo, como el que ofrece Ribera del Duero, es una oferta en auge. Fue un día de sorpresas, con el Circuito de Tubilla del Lago, el peculiar y pequeño pueblo de La Vid  y lsu extraordinario el complejo de El Lagar de Isilla.

Y terminando con los sentidos dejamos para el fina al Nissan Qashqai e-Power que, a la vuelta a casa ya por la noche, iluminó la carretera a la perfección con su magnífico sistema de luces automáticas, toda una sensación visual de confort y seguridad.

 

Agradecimiento: Muy especial a la” Ruta del Vino Ribera del Duero“, Consorcio Turístico sin ánimo de lucro para promocionar la Ribera del Duero como destino, porque sin su apoyo no habría sido posible este reportaje.

 

Vídeos:

 

 

 

 

 

 

 

 

Precios y versiones:

Etiqueta ECO de la DGT

  • Qashqai e-Power N-Connecta – 39.850 euros

  • Qashqai e-Power Tekna – 42.450 euros

  • Qashqai e-Power Tekna+ – 45.200 euros

 

Ficha Técnica Nissan Qashqai e-Power

Motor 1.3 e-Power

Nº Cilindros: 3 en línea

Cilindrada: 1.332 cm3

Tipo de combustible: Gasolina

Potencia: 190 CV a 7.000 rpm

Cambio: Automático Reductora / Multiplicadora

Neumáticos : 235/45 R20

Tracción: Delantera con motor eléctrico

 

 Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.612 kg

Depósito de combustible: 55 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.425 / 1.848/ 1.625 mm

Vía delantera/trasera: 1580 – 1596

Distancia entre ejes: 2.665 mm

Capacidad del maletero: 479/1.447 dm3

 

Prestaciones

Velocidad máxima: 170 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 7,9 s

Consumos: Extra alto/Alto/Medio: 7,6/6,1/7,0 l/100 km

Emisiones CO2: 120 gr/km

 

 

 

(Visited 355 times, 1 visits today)
Avatar

Autor: Luis Miguel Dominguez

Comparte este artículo en