Mazda 6, para presumir de estilo, capacidad y dinamismo

A lo largo de los últimos meses se han ido desvelando los detalles de la nueva berlina de empaque de Mazda. Apoyada en el diseño del concepto Takery, que lo dibujaba con mucha exactitud, el nuevo Mazda 6 se caracteriza, lo primero, por su imponente figura. Es un coche enorme, quizás incluso demasiado. Estamos hablando de 4.870 mm de longitud para la berlina y 4.805 para el Wagon. Su distancia entre ejes es proporcional a estas cifras, con 2.830 mm en la berlina y 2.750 en el Wagon. Esto lógicamente se traduce en una habitabilidad interior récord, prevaleciendo sobre el resto las dimensiones de las plazas posteriores, con cerca de un metro, 984 mm concretamente, para las piernas en las plazas posteriores de la berlina. Además, el maletero tampoco puede criticarse, ya que cubica 489 litros  y 522 en el Wagon.

El estilo del Mazda 6 es sumamente atractivo. El frontal es un ejercicio de ajuste y cruce líneas, con un diseño complejo, pero lleno de fuerza. Solo le ponemos un pero, porque pensamos que queda un tanto desprotegido de los que por desgracia aparcan de oído. La zaga de la berlina es más convencional, más normal. El Wagon sin embargo tiene para nosotros un atractivo extra, desde todos los puntos de vista, y por supuesto el estético, pero lógicamente también desde aspectos puramente prácticos, que le sitúa por encima de la berlina.

Mazda6_2013_interior_20

El interior es más convencional en todos los sentidos, pero no por ello relaja su calidad de materiales y los acabados. Todo está en su sitio y el paquete de dotación es muy generoso desde la versión base. Nos ha gustado mucho la postura de conducción y, sobre todo, los asientos, que en las versiones que hemos probado, siempre con piel, tenían unas formas y comodidad de primer nivel.

En carretera hemos tenido diferentes sensaciones. Primero hemos probado el diésel de 150 CV, que nos ha parecido un motor suficiente, brillante incluso, para mover a esta berlina- hemos probado sólo las  versiones de tres volúmenes- lo que achacamos sobre todo al recortado peso del vehículo que con 1.405 kg, demuestra que los esfuerzos por aligerar estructura y vehículo en general, han dado sus frutos.

Nos ha gustado mucho su forma de comportarse, aunque esta versión llevaba unos tarados de suspensión sorprendentemente más rígidos que la segunda versión que hemos conducido. Se trataba del tope de gasolina, animado con el motor de 2,5 litros y 192 CV de potencia, con cambio automático obligatorio y levas en el volante. El motor muestra una excelente entrega de potencia y el nuevo cambio automático una especial resistencia a las transiciones entre marchas un tanto forzadas, lo que es habitual en muchos cambios más convencionales con mayor resbalamiento, efecto muy limitado en este nueva transmisión gracias a los nuevos ajustas del convertidor de par.

A pesar de su tamaño, se muestra infalible en curva rápida, y bastante ágil en curva lenta, aunque el tren delantero se muestre con claridad en su tendencia innata subviradora. Sin embargo, como no podía ser de otra forma por su peso, no muestra torpeza de reacciones ni pesadez en sus apoyos. Cuando lo probemos cargado podremos comparar los cambios que se producen con el vehículo con mayor peso.

Otro de los aspectos que más nos ha llamado la atención, considerando que las prestaciones que proporciona son excelentes, han sido sus bajos consumos, lo que lógicamente se traduce en unas emisiones de muy baja influencia en el medioambiente.

Mazda6_Wagon_2013_still_14

Si tomamos la versión que más nos ha gustado, y que coincide con las previsiones de mayor venta de la marca,  vemos que las cifras de consumo y prestaciones son excepcionales para su segmento. La marca calcula que la versión más vendida será la berlina con el motor de 150 CV y cambio manual, opinión con la que estamos de acuerdo plenamente. En concreto esta versión acelera en sólo 9,1 segundos de 0 a 100 km/h, llega a los 211 km/h y consume 4,9 litros en ciudad, 3,4 en carretera y 2,9 de media, con unas emisiones de 104 gramos por km. Como curiosidad, Mazda empieza a vender este modelo con precios idénticos para las dos carrocerías Sedán y Wagon. El resto de la gama está compuesta por otra versión diésel del motor de 2,2 litros con 175 CV y dos de gasolina, el mencionado 2.5 de 192 CV y el básico dos litros con 145 CV. El Mazda 6 ya está a la venta.

Precios

Mazda6 2.0 145 CV Style man.                   27.180 euros

Mazda6 2.5 192 CV Luxury auto.              36.000 euros

Mazda6 2.2 150 CV Style man.                   29.430 euros

Mazda6 2.2 150 CV Style auto.                   31.430 euros

Mazda6 2.2 150 CV Luxury man.               32.980 euros

Mazda6 2.2 150 CV Luxury auto.              24.980 euros

Mazda6 2.2 175 CV Luxury auto.              37.930 euros

 

 

 

(Visited 179 times, 1 visits today)
Francis

Autor: Francis

Periodista especializado en temas del motor. Novedades, tecnología, seguridad vial y pruebas de nuevos modelos.

Comparte este artículo en