Prueba Kia Niro

Los SUV como el Kia Niro son sin duda coches muy atractivos, que están muy de moda en la actualidad, por lo que generan una alta demanda. Son prácticos, con un puesto de conducción más elevado, lo que mejora visibilidad, y por lo general,  permite salir del asfalto con más seguridad. Pero también tienen sus contras. Las cifras de consumo aumentan notablemente si la comparamos con modelos tradicionales con el mismo motor.

 

 

La propulsión híbrida: la solución al problema

El Kia Niro combina un motor de combustión de 105 CV con uno eléctrico de 44 CV, lo que suma un total de 144 CV.

El funcionamiento del Kia Niro es muy agradable, gracias entre otras cosas a su eficiente caja de cambios de doble embrague. La marcha es suave y silenciosa, lo que demuestra que es un vehículo muy bien desarrollado a partir de la idea inicial.

 

 

El consumo que la marca proporciona es de 4,4 l/100 km, una cifra muy optimista, aunque es la tónica general en todas las marcas. En trayectos urbanos podemos acercarnos a esta cifra, pero si nos metemos en autopista podemos sumarle fácilmente hasta tres litros.

El mayor inconveniente es que nos existe la opción de elegir un modo totalmente eléctrico, siendo el motor eléctrico una ayuda para el motor térmico, pero no una alternativa a este en distintas situaciones que nos beneficiarían. Pero esto se solucionará con la próxima versión híbrida enchufable que ya ha anunciado la marca.

Coche racional pero atractivo

Si bien se ha vendido el Kia Niro como un coche totalmente racional, sustituyendo la pasionalidad que anima a la compra de otros modelos, la línea y su interior nos ha gustado mucho. A nuestro parecer su diseño es incluso más atractiva que la del Sportage, aunque evidentemente eso ya es cuestión de gustos. Su interior en generoso en habitabilidad, acogedor, aunque la calidad de los plásticos es mejorable.  Lo que no nos ha gustado ha sido el anacrónico freno de pie, que llama la atención en un coche tan tecnológico, y que además resta seguridad en caso de accidente.

Aunque los consumidores se están decantando, y lo seguirán haciendo  por el Sportage e incluso por el Sorento, el Kia Niro debería considerarse una opción, sobre todo si nuestros desplazamientos se realizan gereralmente  en ciudad, y más con las futuras limitaciones que se le impondrán al diésel en estos entornos.

 

 

 

 

 

Galería de fotos

 

 

 

Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 4 en línea

Cilindrada: 1.580 cm3

Tipo de combustible: Gasolina

Potencia: 105 CV a 5.700 rpm

Par máximo: 147 Nm a 4.000 rpm

Cambio: Automática de 6 relaciones

Neumáticos: 225/45 R 18

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.500 kg

Depósito de combustible: 45 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.355/1.805/1.535  mm

Vía delantera/trasera: 1.555/1.569 mm

Distancia entre ejes: 2.700 mm

Capacidad del maletero: 401 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 162 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 11,5 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 4,4/4,5/4,4 l/100 km

Emisiones: 101

PRECIO: 29.800  euros

(Visited 68 times, 1 visits today)

Autor: Francis

En el pasado, en Motorpress Iberica, dirigiendo publicaciones y desarrollando la información del motor para adecuarla a medios más técnicos o más ligeros. En la actualidad compaginando tareas de formación, con la radio y algunas publicaciones en internet y en papel.

Comparte este artículo en