Hyundai i30 2017, ataque frontal

La tercera generación del Hyundai i30, avalada por el éxito de sus antecesores, tiene un objetivo muy claro: atacar con todas sus armas a su competencia.

 

 

El segmento de los compactos supone un buen trozo de la tarta comercial y este coreano, diseñado y fabricado en Europa, esgrime buenos argumentos para luchar contra rivales de la categoría del Volkswagen Golf, Seat León, Renault Mégane, Peugeot 308, Ford Focus…Estéticamente, el nuevo Hyundai  i30 goza de un estilo propio, es decir una imagen reconocible a primera vista y basada en un línea estilizada y elegante.

El trabajo del departamento de diseño se ha esforzado por crear una personalidad definida y que queda bien reflejada el su parte delantera. La parrilla central hexagonal del Hyundai i30, marca una tendencia que al parecer será utilizada como ADN para futuros modelos. No hay que olvidar que Hyundai tiene prevista una larga lista de nuevos productos en los próximos años. La incorporación de luces LED en faros y pilotos, sus marcadas líneas y atractivas llantas de 16 ó 17 pulgadas son detalles que refuerzan una estética que gusta.

 

 

La calidad de materiales es evidente y se respira un ambiente de confort en cuanto tomamos contacto con su interior. Las diferentes plazas son amplias y los asientos recogen bien el cuerpo. También el maletero muestra unas excelentes cotas. El volante resulta muy agradable en tamaño y tacto y en cuanto arrancamos comprobamos que la instrumentación fácil de consultar. La verdad es que el Hyundai i30 muestra un altísimo nivel de equipamiento. Una generosa pantalla de 8″, frenada autónoma de emergencia (ciudad e interurbana), sistema de aviso pre-colisión, cámara de aparcamiento, carga inalámbrica para móviles, detector de fatiga… son parte de los elementos que incorpora según los distintos niveles de terminación. En este sentido, la aportación que realiza el modelo fabricado en la República Checa sorprende gratamente.

Para impulsarlo, se puede optar por motores de tres cilindros (120 CV) y cuatro cilindros (140 CV) de gasolina y una mecánica diésel con tres potencias (95,110 y 136 CV). Tres son las versiones de acabado y el conductor puede adaptar su estilo de conducción en función de sus apetencias: normal, eco y sport.

 

 

La unidad probada, dotada del propulsor diésel de 136 CV y asociada a una caja automática de 7 velocidades DCT, ofrece un comportamiento intachable. Nos ha gustado su agilidad en ciudad y recorridos interurbanos. En carretera se percibe el buen diseño de la plataforma, más rígida que la anterior y el rediseño de la suspensión. Su paso por curva es firme, sin balanceos, pero sin renunciar al confort de marcha. La respuesta del motor es correcta en todos los regímenes y el consumo contenido y de acuerdo con la cifras del fabricante.

En conclusión, un modelo muy recomendable para el usuario que opte por un vehículo equilibrado, excelentemente equipado y con un carácter diferenciado. El precio del Hyundai i30 5p 1.6 CRDi 136 CV Style 7DCT (2017) es de 25.300 euros.

 

Ficha Técnica

Motor 1.6 l.

Nº Cilindros: 4 en línea

Cilindrada: 1.582 cm3

Tipo de combustible: Gasóleo

Potencia: 136 CV a 4.000 rpm

Cambio: Automático 7 velocidades

Neumáticos : Delanteros 225/45 R17 91W– Traseros 225/45 R17 91W

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.3680 kg

Depósito de combustible: 50 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.340 / 1.795 / 1.455 mm

Vía delantera/trasera: –

Distancia entre ejes: 2.650 mm

Capacidad del maletero: 395//1.301 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 200 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 10,6 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 4,4/3,9/4,1 l/100 km

Emisiones: 109 gr CO2/km

 

PRECIO: 25.300  euros

 

Galería de fotos

 

 

 

 

Iñaki de Lucas

Autor: Iñaki de Lucas

Comparte este artículo en