Skoda Superb Combi 1.6 TDi 120 cv DSG, amplio, funcional y capaz

Tres características que definen las buenas cualidades del Skoda Superb en su versión Familiar o Combi. Y si a estas propiedades, unimos el experimentado diesel de 120 caballos con el excelente cambio automático DGS, el resultado no puede ser mejor.

 

skoda_superb_combi_2_02-ok_resize

 

Debemos reconocer que el cambio DSG automático secuencial de doble embrague del Grupo VAG, ofrece además de un excelente rendimiento, por rapidez y suavidad, hace que el coche gane muchos enteros, sobre todo en comportamiento y aunque resulte “raro” por ser un cambio automático, mejores cifras en el consumo respecto a los manuales.

El Superb es el modelo Premium con unas líneas atractivas, elegantes y finas. Pero lo más destacable es su interior. Un habitáculo enorme donde la amplitud se desboca sobre todo si hablamos de cómo son tratados los pasajeros posteriores. Con un espacio para las piernas entre asientos sin rival. La versión Combi del Skoda Superb, ofrece un volumen de maletero de 660 litros, pero que alcanza los 1.950 l., si abatimos los respaldos de los asientos traseros. Difícil de igualar en modelos de su segmento. El portón se puede cerrar en opción de manera eléctrica o también con el pedal virtual, poniendo un pie debajo del parachoques trasero. De las 31 soluciones Simply Clever del Superb, 11 se encuentran en el maletero.

 

skoda_superb_combi_2_22-ok_resize

 

Por fuera, lo más significativo del Superb Combi, es el frontal totalmente rediseñado al igual que la parrilla – más ancha -, faros grandes y distintivos, antinieblas, parachoques y capó algo contorneado. En opción, las ópticas de cristal transparente integran Bi-xenon con luces diurnas LED. La zaga descubre una línea más limpia y precisa con luces también en tecnología LED. El lateral gana enteros al ofrecer ahora más longitud, línea alta y la larga  distancia entre ejes que hacen del perfil del Superb dibujar formas de estilo Coupé.

 

skoda_superb_combi_2_03-ok_resize

 

El interior, amplio como ningún coche de su categoría, todo está perfectamente a la vista y a mano. El cuadro de información es muy legible con una pantalla digital entre los relojes principales que indica el estado del vehículo a través del ordenador de a bordo. Y una pantalla TFT en el centro del salpicadero. Debemos destacar del Skoda Superb Combi, el espacio para las piernas de los pasajeros de atrás. Si ya era bueno en la generación anterior, ahora llega hasta los 157 mm. Todo un record.

Mejora en materiales, terminación de los mismos. La suspensión ha sido mejorada tanto en el eje delantero, McPherson, como con el innovador eje trasero multibrazo. Y, para un mayor confort de marcha se puede incorporar por primera vez en Skoda, la suspensión adaptativa Dynamic Chasis Control (DCC) ajustable en tres modos diferentes – estándar, deportivo o confort -a elección del conductor.  También disponemos climatizador de dos zonas o techo panaorámico eléctrico.

 

Motor

El “corazón” del protagonista de nuestra prueba es el experimentado 1.6 TDi de 120 caballos de gran par y buenas prestaciones, además de ofrecer unos consumos muy aquilatados. Aquí ya hemos comentado que hace y mucho el cambio DSG de siete relaciones. Una auténtica delicia. En su funcionamiento apenas notamos los cambios, no se aprecian tirones ni resbalamientos, estos se realizan de manera rápida y suave, de forma muy deportiva. Hablamos de uno de los mejores cambios automáticos del mercado. No cabe duda que hace cambiar no ya de por si el comportamiento del coche, sino que hace incluso cambiar la mentalidad de aquellos conductores que son todavía reacios a este tipo de cajas. Con este cambio tenemos la máxima expresión en confort de marcha. Para un mejor aprovechamiento del cambio, y como elemento opcional, podemos ubicar unas levas detrás de volante.

El motor llega a mover con soltura la más de tonelada y media de peso del coche. Alcanza una velocidad máxima de 204kms/h. Los 100 km/h., los consigue en 11,1 segundos con un muy buen consumo medio de tan sólo 4,1 litros a los 100 que no está nada mal.

 

Conectividad  y Multimedia

Es la moda. El axioma, conectividad-multimedia-infoentretenimiento-pasajeros-vehículo, no necesita demostración, es un hecho. El dicho “estamos conectados”, ha hecho mella en el mundo del automóvil. La mayoría de los coches que salen ya al mercado cuentan con sistemas para que nuestros smartphones estén conectados al coche. Y el Skoda Superb Combi no es la excepción. Gracias al Smartlink las apps de nuestros móviles pueden verse en la pantalla central del salpicadero. Da igual que sea un iPhone (Apple Car Play) o Android (Android Auto y MirrorLink).

Por el SmartGate se puede transferir información del vehículo al teléfono para utilizarse con distintas apps. A través de WI FI y mediante el sistema Columbus podemos disfrutar de nuestros móviles o tablets en los asientos traseros. En la frontal de la consola tenemos las conexiones de USB, AUX y una toma de corriente de 230 V en zona trasera.

 

skoda_superb_combi_2_16-ok_resize

 

Seguridad y ayudas a la conducción

En materia de equipamiento y seguridad, incluye de serie nueve airbags – contando el de rodillas -, molduras interiores en aluminio en los marcos de las puertas, climatronic bizona, luces antiniebla con alumbrado en curva, start&stop, asistente de arranque en cuesta, o los sensores de parking,  control electrónico de estabilidad con DSR, ABS, control del freno motor (MSR), control de tracción (ASR),  asistente de frenada hidráulico (HBA) o el sistema de aparcamiento automático.

El Skoda Super Combi equipa numerosos asistentes a la conducción que mejoran aún más nuestra seguridad. Dinámicamente dispone de un nuevo chasis, Freno Multicolisión, Front Assist con City Emergency Brake integrado por primera vez en Skoda, Adaptive Cruise Control (ACC) que una vez programada la velocidad, mantiene el vehículo a una distancia segura del vehículo de delante. También por primera vez en Skoda el Crew Protect Assist para la seguridad de los pasajeros ante un inmimente accidente, Line Assist, Traffic Jam Assist que actúa automáticamente sobre el acelerador y freno en un atasco. El nuevo Emergency Assist interviene cuando el conductor se muestra incapaz de conducir, Blind Spot Detect (BSD) o detector de ángulo muerto, Rear Traffic Alert que ayuda a salir de un aparcamiento marcha atrás y detecta el tráfico que no vemos. Y por último el sistema de cambiar de largas a cortas de forma automática gracias al Adaptive Frontlight System (AFS)

En definitiva el Skoda Superb Combi es un modelo muy a tener en cuenta, no ya por su equilibrado y eficiente motor, si no por su excelente habitabilidad, su santo y seña. Viajar es una llamada al confort y el cambio DSG tiene parte de “culpa”. Ofrece un maletero bestial que se lo carga todo y un precio de lo más interesante respecto a sus competidores, poco más de 31.000 € en esta versión Ambition.

 

Ficha técnica

Motor térmico 1.6 TDi

Nº Cilindros: 4 en línea

Cilindrada: 1.598 cm3

Tipo de combustible: Diésel

Potencia: Térmico 120 CV a 4.000 rpm

Cambio: DSG 7 velocidades

Neumáticos : Delanteros 215/55 R17

 

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.500 kg

Depósito de combustible: 66 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.856 / 1.864 / 1.477 mm

Vía delantera/trasera: 1584 – 1572mm

Distancia entre ejes: 2.841 mm

Capacidad del maletero: 660/ 1.950 dm3

 

Prestaciones

Velocidad máxima: 204 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 11,1 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: 4,5/3,8/4 l/100 km

Emisiones: 105 gr CO2/km

 

PRECIO: 31.210 euros

Galería de Fotos

Redacción Motor

Autor: Redacción Motor

Comparte este artículo en